The Water Resistance`s Laboratory Toboggans
“Señales Aleatorias” Muestra Restrospectiva 10 años de Tsonami
Festival de Arte Sonoro Tsonami
Parque Cultural
Diciembre de 2016
Valparaíso, Chile

“The Water Resistance’s Laboratory “Tobogans” es una instalación sonora donde se explora la dimensión poética del agua en relación a un imaginario material marcado por el cobre, la oxidación, la madera y la electrónica.

El funcionamiento de la pieza está determinado por la recolección de datos de los promedios de aguas caídas en la estación de monitoreo Rodelillo en la ciudad de Valparaíso en Chile. La escala de estos datos es de 42 años, en los cuales se registra la información mensual de las lluvias.

La obra está compuesta por una estructura de roble tipo andamio y en su interior dos fuentes de agua interconectadas a través de canales de cobre armando una forma de infinito. 12 bombas de agua se disponen en la parte superior de la estructura, seis en cada extremo, una por cada mes del año, programadas en secuencia de acuerdo a los datos obtenidos de la estación Rodelillo. Bajo la estructura de roble, 12 circuitos sintetizadores están conectados a los canales de cobre, así, cuando el agua pasa éstos se activan.

El recorrido del agua y su secuencia -de enero a diciembre- va componeniendo una estructura sonora cambiante, pues la condición resistiva del agua genera variaciones de voltaje en los sintetizadores, que se intensifican o atenúan con la tensión superficial de agua y la oxidación paulatina del cobre. Esta composición sonora da cuenta de una temporalidad escalada, marcada por la lluvia y geolocalizada en la ciudad de Valparaíso. Un proceso histórico y una reflexión material manifestada en una superposición de oscilaciones sonoras.

The Water Resistance’s Laboratory “Tobogans” es una instalación desarrollada el año 2013, en el marco de la residencia “Laboratorio Agua” en Plataforma Bogotá en Colombia.

Texto por Carol Illianes

 


















Descripción técnica:

TWRL “Toboggans” está compuesta por agua, bombas de agua,  mangueras, canales de cobre, estructuras de madera, lavatorios de acero enlozado, circuito controlador de agua, circuitos sintetizadores de sonido DIY, amplificadores DIY, parlantes, cables y conectores metálicos.

Las dimensiones de la instalación comprenden un área de 3mt de altura por 3mts de largo y 2mts de ancho.

La estructura de madera está compuesta por 2 torres con 2 lavatorios de acero enlozado con agua en su interior, en cada torre se instala 1 contenedor de agua en la parte inferior con una bomba de agua y otro recipiente recolector de agua en la parte superior.

En la parte superior de cada torre -desde el recolector-  se distribuye el agua en 6 canales. Cada canal tiene una bomba de agua que se activa y desactiva desde un circuito microcontrolado. La secuencia de la caída del agua se organiza de acuerdo a un promedio total de aguas caídas mensuales de los últimos 40 años de la ciudad de Valparaíso. Estos datos fueron obtenidos de la estación meteorológica de Rodelillo.

Desde la parte superior de cada torre salen en forma de toboganes una serie de canales de cobre, para conducir el agua que caerá de las bombas hasta al contenedor instalado en la parte inferior de cada torre.. Por cada mes del año hay un tobogán que dirige el agua hacia el contenedor de la torre del frente, intercambiando las aguas que hay en cada torre y en forma de infinito.

En cada tobogán se conectan las terminaciones metálicas de acero inoxidable (sensores DIY) con los cuales se detecta el paso del agua y luego se traduce en sonido, mediante los circuitos sintetizadores DIY y los amplificadores.

El funcionamiento de la obra está determinado por la secuencialización de las bombas las que se activan y desactivan de acuerdo a los datos obtenidos por el promedio mensual de aguas caídas en la ciudad de Valparaíso.

En este proceso el agua se transforma en el componente central de la instalación tomando la función de una resistencia variable para modificar y modular el sonido de los circuitos sintetizadores DIY.

Cada válvula tiene asociado un sintetizador, de esta forma al caer el agua por el tobogán hará contacto con los conectores metálicos y generará una frecuencia específica, diferente para cada válvula, generando una textura de sonidos sintetizados en conjunto con el sonido propio del agua en movimiento.

Colaboración:
Diseño y construcción estructura de madera: Andrés Moreno
Programación: Daniel Tirado
Colaboración: Rodrigo Moreno, Silvia Godoy
Asistentes de montaje: Daniel Tirado, Andrés Moreno