Hidroscopia / Mapocho
Sala Anilla
Museo de Arte Contemporáneo MAC, Parque Forestal
Agosto-Septiembre de 2016
Santiago, Chile

“Hidroscopia / Mapocho” es un proyecto de investigación artística cuya búsqueda y reflexión poética aborda la condición visible e invisible del río Mapocho, en el que se observa la fragmentación del curso del río en relación a los procesos que han dejado sectores con accesos abiertos, semi cerrados, o bloqueados.

La obra visualiza la transformación de este curso de agua que transcurre inmerso en un paisaje que también se modifica; una suerte de simbiosis entre surcos naturales o artificiales con el entorno geográfico y sonoro. Para ello la artista realizó un estudio de campo, en modalidad de excusión, para recolectar muestras de aguas en diversos puntos registrando el proceso con fotografía, video y archivos sonoros.

El análisis microscópico de las muestras permitió profundizar en los microelementos y partículas de carácter incierto que constituyen y caracterizan el agua del río Mapocho. De esta manera, se propone un nuevo territorio que sintetiza, a nivel de discurso, aquellos elementos constituyentes de este órgano geográfico.

Como instalación sonora, Hidroscopia / Mapocho es un circuito conformado por andamios de madera y placas electrónicas que recogen procesos diversos, como el paso del tiempo en su escala histórica y humana, la caída del agua en un goteo incesante, el sonido como la manifestación de ese acontecimiento.

Las muestras de agua están almacenadas en clepsidras al interior de estos andamios. Cada gota marca una porción de tiempo y de líquido que se acumula en un colector, como una metáfora del destino de las aguas del Mapocho. Los sonidos generados por el contacto del agua con las placas/mapa configuran una composición en distintas frecuencias, ritmos y tiempos donde otras variables físicas, como temperatura y presión ambientes, pueden alterar el fenómeno.

Una serie de grabados láser da cuenta de la búsqueda del sustrato microscópico del agua, una imagen traducida algorítmicamente cuyo resultado es un dibujo a modo de huella y surco. Así, en la obra resuena el sentido “mágico” de la hidroscopia que como aquella práctica de develar aguas ocultas, pero aquí como un gesto de hidrosonorización de un órgano vivo que se ha vuelto inaccesible.

Texto por Valetina Montero